Iluminación creativa con un solo flash (parte III): Fotografiar objetos transparentes

Este tercer artículo de la serie sobre iluminación creativa con un solo flash es el único de la serie en el que no realizo una larga exposición para obtener la imagen. ¡Ohhh, qué pena!, con lo que nos gusta la larga exposición. Ya, lo sé, pero realmente en este caso no era necesario. Así que, no pasa nada, de vez en cuando también está bien hacer capturas técnicamente más sencillas. 😊

Lo realmente complicado de este post, y es precisamente lo que te quiero enseñar, es ver cómo podemos fotografiar aquellos objetos que son transparentes. No me vas a negar que no es un reto interesante.

Pues bien, a continuación, te explicaré con todo lujo de detalles en qué consiste este esquema de iluminación que nos permitirá capturar imágenes atractivas de objetos transparentes. ¡Vamos a ello!

Índice de contenidos

Resultado final

Como de costumbre, empezamos por el final para ver a dónde queremos llegar (primero creamos la imagen en la mente y luego tratamos de capturarla lo más fielmente posible). Esta es la imagen que finalmente obtuve y que se asemeja muchísimo a la que había imaginado:

Fotografía creativa que emplea una metáfora visual: biberón en vez de vaso de licor.
Cambio de planes (III): De copas | Nikon D90 | 50 mm | 1/60 seg | f11 | ISO 200

Esquema de iluminación

Como te he comentado, el gran reto de esta fotografía estaba en averiguar cómo fotografiar un objeto transparente (en este caso un biberón de plástico) de modo que el resultado fuera estético.

Para ello, me basé en uno de los esquemas de luz que se explican en el libro “La iluminación en la fotografía. Ciencia y magia” de los autores Fil Hunter, Steven Biver y Paul Fuqua. Este es uno de los libros sobre temas de iluminación que más suelo recomendar, ya que, a mi juicio explica muy bien los principios teóricos de la luz y también su aplicación práctica para fotografiar distintos tipos de superficies (metal, cristal, piel…). Eso sí, te tengo que advertir que es un libro un poco denso inicialmente, ya que, aunque todo lo que se explica se ilustra muy bien con fotos y diagramas de ejemplo, al principio se trata el comportamiento de la luz desde un punto de vista más teórico. En este artículo de Xataka puedes leer otra opinión sobre este libro.

Pero bueno, volviendo a lo que nos ocupa, la iluminación diseñada debía garantizar que se cumplieran las siguientes premisas:

  1. El fondo quería que fuera blanco.
  2. Los objetos de la escena debían quedar bien iluminados y sin brillos.
  3. La imagen resultante tenía que quedar bastante contrastada.
  4. Quería que los objetos aparecieran reflejados en la parte inferior de la imagen (reflejo invertido) para conseguir dar una mayor sensación de simetría.
  5. El líquido del interior del biberón, las gotitas de su superficie y los hielos de su interior debían ser apreciables perfectamente.

A partir de todos estos condicionantes, el esquema de iluminación decidido fue uno basado en una luz totalmente de contra, gracias a la cual sería posible:

  • Perfilar bien los bordes del biberón para que este quedara perfectamente resaltado del fondo.
  • Obtener un fondo totalmente blanco.
  • No generar brillos, ni sobre el biberón ni sobre el tapón de cristal.
  • Destacar el color del líquido del interior del biberón.
  • Hacer visibles las gotas de la superficie del biberón y mostrar los hielos de su interior.

Material empleado

Todo el material necesario para realizar esta fotografía fue el siguiente:

  • Flash de mano Yongnuo YN565EX
  • Paraguas difusor tipo ventana de luz (de los que son de color plata en su interior y la luz del flash se refleja sobre ellos).
  • Pie para la sujeción del flash.
  • Rótula para enganchar el flash y el paraguas al pie de sujeción.
  • Superficie difusora interior de un reflector 5 en 1.
  • Mesa de cristal sobre la que colocar los objetos (en este cristal se genera el reflejo que ves en la imagen).
  • 4 cartulinas negras tamaño A4.
  • Biberón de plástico transparente.
  • Tapón de una botella de licor de cristal.
  • Un poco de agua.
  • Un pulverizador de agua (en este caso utilicé uno que tengo para humedecer las hojas de las plantas).
  • Aroma de vainilla. 🤔
  • Protector labial. ¿¿¿🤔??? Paciencia, un poco más abajo te explico para que utilicé esto. 😉
  • Dos hielos.

Montaje

Y con todo lo anterior preparado, este fue montaje que realicé para obtener la fotografía que has visto al principio del post:

Montaje de la foto 3 de la serie Cambio de Planes (biberón con whisky): configuración del sistema de iluminación
  • Utilicé la mesa de cristal blanco que tengo en el comedor de mi casa como superficie sobre la que se reflejaría el biberón y el tapón del licor (para generar la simetría invertida).
  • En la parte trasera de la mesa y completamente pegado a ella puse un difusor (concretamente el del reflector 5 en 1 que tengo quitándole los reflectores reversibles que lleva).
  • A cada uno de los lados de este difusor coloqué dos cartulinas negras tamaño A4, cuyo objetivo era bloquear parte de la luz lateral que llegaría al biberón, ya que, cuanta más luz lateral incida sobre el objeto transparente menos se oscurecen sus bordes.
Montaje de la foto 3 de la serie Cambio de Planes (biberón con whisky): plano picado

De este modo, estas dos pantallas negras laterales se deben poner lo más juntas posible, pero sin llegar a ser vistas por la cámara (justo en el límite del campo de visión).

Además, para minimizar esta luz lateral también es conveniente separar el objeto lo máximo posible del fondo, ya que, de ese modo se consigue que toda la luz incida en un ángulo menos oblicuo, al estar el sujeto más lejos de la fuente de luz.

No obstante, en mi caso ya no pude separar más el biberón de lo que ves en la foto del montaje, porque también quería sacar el reflejo inferior sobre la mesa de cristal. Si lo separaba más del fondo, el reflejo cada vez se me cortaba más al quedarme menos mesa por delante.

Por lo tanto, quédate con que estas dos cartulinas negras son muy importantes, ya que, consiguen que las aristas laterales del biberón se oscurezcan y se marque el perfil del mismo. Si no lo hacemos así, al tratarse de un objeto transparente e iluminado al trasluz, sus bordes prácticamente no se verán.

  • Por detrás del difusor anterior coloqué un flash de mano sobre un pie y lo orienté hacia un paraguas difusor (tipo ventana de luz). El objetivo de este doble difusor era conseguir que el fondo de la imagen tuviera una iluminación totalmente uniforme.
  • Coloqué la cámara en el trípode y la fijé ligeramente por encima de la superficie de la mesa, ya que, de ese modo conseguía dejar el horizonte en la parte central de la imagen, a la vez que se continuaba viendo el reflejo del biberón. Si la hubiera puesto más baja me hubiera salido en la parte inferior del encuadre el borde de la mesa, mientras que colocada un poco más arriba el horizonte hubiera quedado demasiado alto.
Montaje de la foto 3 de la serie Cambio de Planes (biberón con whisky): plano general

Asimismo, para la captura de esta imagen también fue importante la preparación del sujeto principal (biberón), ya que, quería que diera la sensación de contener un licor frío en su interior (como si fuera whisky).

Estos fueron los pasos para preparar el biberón (que distintos de los que tantas veces seguí para preparar los de mis hijos 😂):

  • El líquido del biberón que parece whisky, pero no lo es, lo hice mezclando unas gotas de aroma de vainilla en agua. Puse un poco de agua en un vaso y le fui añadiendo gotitas de aroma de vainilla hasta que el agua cogió un color bastante parecido al del whisky.

¡No pensarías que iba a desperdiciar whisky auténtico para la foto! Bueno, siempre me lo podría haber bebido después. 🤣

  • Las gotitas de fuera del biberón, las que dan la sensación de bebida fría, las conseguí aplicando con el dedo una fina capa de protector labial.
  • Acto seguido, pulvericé un poco de agua muy fina sobre esa zona, quedándose las gotas de esa manera debido a la capa grasa del protector de labios. Es importante que esta capa se aplique solo hasta el nivel al que queremos que llegue el líquido que pongamos dentro.
  • Añadí un par de hielos que, en este caso, sí que eran de verdad. Lo suyo hubiera sido poner hielos de plástico porque no se derriten, pero no tenía y no creí necesario comprarlos, así que opté por utilizar hielo auténtico. El único inconveniente era que debía ser rápido haciendo la foto o me quedaría sin ellos.
  • Por último, añadí el «whisky» falso, con cuidado de no salpicar, hasta el nivel en el que había aplicado el protector labial y las gotitas de agua pulverizada.

Captura

Una vez realizado todo el montaje y los ajustes necesarios, ya solo quedaba tomar la foto. Como te he comentado antes, esta fotografía no es de larga exposición, por lo que, habiendo ajustado la potencia del flash, fue disparar y tener la foto. Ya ves, tanto tiempo de montaje para acabar tan rápido. 😁

Montaje de la foto 3 de la serie Cambio de Planes (biberón con whisky): plano desde detrás de la cámara
Fotografía de prueba realizada durante el montaje

Revelado

Como siempre comento, mi gusto personal me lleva a tomar fotografías que estén lo más acabadas posibles en cámara, minimizando toda la parte de revelado y procesado software de la imagen. No es ni mejor ni peor, simplemente a mí me gusta hacerlo así.

A continuación, puedes ver la diferencia entre el RAW sin ningún ajuste (tal cual sale de la cámara) y la fotografía revelada en Lightroom:

Antes Después RAW de la fotografía creativa que emplea una metáfora visual: biberón en vez de vaso de licor.Fotografía creativa que emplea una metáfora visual: biberón en vez de vaso de licor.

Pues bueno, después de un buen rato de preparación y unos breves instantes de captura y revelado, por fin hemos obtenido la fotografía. Te tengo que admitir que para mí es todo un subidón cuando, después de hacer un montaje tan elaborado, veo la imagen en la pantalla de la cámara y me doy cuenta de que he conseguido el objetivo que buscaba. Solo esto ya justifica por sí solo todo el esfuerzo realizado.

Si te ha gustado este artículo seguro que estos de aquí abajo, en los que explico otros 3 esquemas de iluminación creativa con un solo flash, también te darán ideas que podrás aplicar en tus fotos. ¡Échales un vistazo y verás!

5 1 vota
Article Rating
Toni Gutiérrez
Toni Gutiérrez
Fotógrafo, creador de FotoBulb e ingeniero de visión artificial
Suscríbete totalmente gratis a FotoBulb y podrás descargarte este libro donde te cuento todos mis secretos
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tus opiniones sobre este artículox
()
x