Iluminación creativa con un solo flash (parte I): Contraluz + luz suave frontal

La base de la fotografía es la luz y, por tanto, la capacidad que tengamos para moldearla y adaptarla a nuestras necesidades artísticas puede ser, sin duda, la diferencia entre una buena foto o una que genere indiferencia.

En la medida de lo posible intento que la luz que ilumine la escena sea del propio ambiente, ya sea natural o artificial en un entorno urbano. Pero hay que ser realistas, no siempre encuentro en el ambiente la luz que quiero, por lo que en esos casos no me queda más remedio que aportarla yo mismo.

Y aquí empiezan los problemas porque parece ser que, para iluminar correctamente una escena de forma artificial, hace falta multitud de flashes (se suele recomendar tener unos 3). O al menos eso dicen los libros que he leído al respecto y la infinidad de tutoriales y webs que he visto.

Sin embargo, no te preocupes, la solución no tiene que pasar necesariamente por rascarnos el bolsillo para comprar más cacharritos que, además, no son nada baratos. La larga exposición va a ser nuestra gran aliada y nos ayudará a que, con una única unidad de flash, o incluso sin ella, hagamos fotos como si tuviéramos varias, tantas como necesitemos. ¿Interesante verdad?

Este es el primero de una serie de 4 artículos en los que te voy a destripar por completo cómo hice las fotografías de mi serie titulada “Cambio de planes”, la cual te presenté en el post sobre metáforas visuales.

Así que, sigue leyendo y te enseñaré todos los secretos que hay detrás de ellas. Seguro que al verlos se te ocurren nuevas ideas para aplicarlas en tus fotos.

Índice de contenidos

Resultado final

Déjame que empiece por el final y primero te enseñe la fotografía que obtuve después de todo el proceso, ya que, de ese modo podrás ir viendo las decisiones que fui tomando con el único objetivo de conseguir capturar esta imagen que tenía totalmente preconcebida en mi mente.

Fotografía creativa que emplea una metáfora visual: patito de goma en el plato en vez de la comida.
Cambio de planes (I): Cena | Nikon D90 | 35 mm | 39 seg | f11 | ISO 200

Por tanto, lo primero de todo es tener muy claro en la cabeza qué foto queremos obtener, ya que, ese será el boceto sobre el que trabajaremos durante toda la sesión.

Esquema de iluminación

Los elementos a incluir en la escena estaban claros, pero me quedaba decidir cómo iba a iluminarlos. Lo que también tenía era una serie de premisas que quería que se cumplieran:

  1. Los cubiertos de acero inoxidable debían quedar oscuros y sin brillos (que solo se viera su silueta). 
  2. Los bordes del plato de cristal transparente tenían que aparecer perfilados para que este quedara bien destacado del fondo. 
  3. No debía haber brillos en las copas de vino de cristal.
  4. El patito de goma tenía que quedar correctamente iluminado y con un color intenso.

Con todo ello, el esquema de iluminación que consideré adecuado fue uno basado en una luz de contra. Sería la propia mesa la que proyectaría la luz hacia la cámara.

No obstante, el inconveniente que tenía si solo iluminaba a la contra era que el patito de goma quedaría muy oscuro por lo que, si quería que el color amarillo del patito fuera muy intenso, no me quedaba otra que iluminar también desde delante

El reto entonces era cómo iluminar frontalmente el patito sin generar brillos indeseados sobre el resto de los elementos de la composición. Para ello me apoyé en una pequeña linterna led de publicidad que encontré por casa. Esta, unida a un tubito de cartulina negra, iban a ser la combinación perfecta que necesitaba. A continuación te explico cómo lo hice.

Material empleado

El material que utilicé para realizar esta foto fue el siguiente:

  • Flash de mano Yongnuo YN565EX
  • Superficie reflectora de color plata de un reflector 5 en 1.
  • Linterna de publicidad de muy baja potencia y con un solo led blanco.
Montaje de la foto 1 de la serie Cambio de Planes (patito de goma en el plato): detalle de la linterna utilizada
  • Un trozo de cartulina negra. 
  • Celo. 
  • Lámina de plástico blanco traslúcido para actuar como mesa (comprada en una conocida cadena de bricolaje). 
  • 6 briks de leche. 🤔
  • Un patito de goma amarillo (el típico juguete para el baño de los bebés). 
  • 2 tenedores y 2 cuchillos de acero inoxidable. 
  • 1 plato cuadrado alto de cristal transparente. 
  • Dos copas de vino de cristal transparente. 
  • Un poco de vino para las copas, pero no hizo falta que fuera del bueno. 😜

Montaje

A continuación, te indico como hice el montaje de esta fotografía:

Montaje de la foto 1 de la serie Cambio de Planes (patito de goma en el plato): plano general
  • Utilicé a modo de mesa una lámina de plástico blanco translúcido que levanté un poco del suelo empleando unos briks de leche.
  • Por debajo de la “mesa” blanca coloqué la parte reflectante plata de un reflector 5 en 1.
  • Invertí la columna del trípode para poder colocar la cámara justo en el centro de la escena y en posición cenital.
  • Ajusté una apertura bastante cerrada (f11) para garantizar que tanto las copas de vino, que eran muy altas, como el patito estuvieran perfectamente enfocados para esa distancia de trabajo.
  • Hice un tubito estrecho con un trozo de cartulina negra y lo fijé con celo alrededor de la salida de luz de la pequeña linterna led. El objetivo era conseguir una fuente puntual que iluminara sutilmente al patito y evitar que se generasen brillos indeseables en el resto de los elementos.
Montaje de la foto 1 de la serie Cambio de Planes (patito de goma en el plato): esquema de los elementos empleados

Captura

Una vez tuve todo el montaje listo realicé múltiples capturas hasta que logré obtener una imagen bien iluminada y expuesta. Los pasos que seguí fueron:

  1. Configuré la cámara en modo bulb.
  2. Le conecté un disparador por cable para poder activar el inicio de la exposición sin mover la cámara.
  3. Apagué por completo todas las luces de la habitación en la que estaba. ¿No sabías que también se puede hacer fotografía nocturna dentro de casa? 🤣
  4. Empecé la exposición presionando el botón correspondiente del disparador.
  5. Realicé diversos destellos de flash, desde cada una de las esquinas de la mesa, apuntando hacia la superficie reflectante que había puesto en el suelo e intentando que la mesa quedara lo más uniformemente iluminada posible.
  6. Para determinar la potencia del flash y el número de destellos a realizar en cada una de las posiciones, tuve que hacer un par de pruebas hasta que di con la configuración que me generaba un fondo totalmente blanco, pero sin estar quemado.
  7. Finalmente, con la pequeña linterna led, a la que había puesto el capuchón de cartulina negra, iluminé el patito desde arriba intentando en todo momento que la luz no incidiera sobre ningún otro elemento de la escena.
  8. Detuve la exposición presionando el botón correspondiente del disparador.
  9. Revisé la imagen para ver si estaba como yo quería y, en caso contrario, la volví a repetir hasta que encontré lo que estaba buscando.

Los puntos anteriores tuve que repetirlos en varias ocasiones hasta que conseguí equilibrar perfectamente la iluminación inferior con la superior, quedándome toda la mesa uniformemente iluminada, los objetos de cristal y metal sin brillos y el patito bien expuesto.

Montaje de la foto 1 de la serie Cambio de Planes (patito de goma en el plato): esquema con los puntos de aplicación de la luz
Puntos desde los que se aplicó la luz blanca del flash (azul) y de la linterna (rojo)

Revelado

Personalmente trato de minimizar el tiempo que dedico al revelado y procesado, es decir, intento que la fotografía me quede lo más terminada posible en la cámara. No quiero decir en absoluto que haya nada malo en hacerlo de otra forma, simplemente yo prefiero hacerlo así. Me gusta dedicar todo el tiempo que puedo a la captura de la fotografía, que es en lo que más disfruto.

Aquí puedes ver la diferencia entre el RAW sin ningún ajuste y la imagen revelada:

Antes Después RAW de la fotografía creativa que emplea una metáfora visual: patito de goma en el plato en vez de la comida.Fotografía creativa que emplea una metáfora visual: patito de goma en el plato en vez de la comida.

Y con todo esto ya tenemos la foto que buscábamos. Ya has visto cómo es posible crear una iluminación compleja utilizando para ello un solo flash de mano y una pequeña linterna led.

Por cierto, ¿no tienes curiosidad por saber cómo son los otros 3 esquemas de luz creativa con un solo flash? Aquí tienes los enlaces para echarles un vistazo. Seguro que te sorprenden.

5 1 vota
Article Rating
Toni Gutiérrez
Toni Gutiérrez
Fotógrafo, creador de FotoBulb e ingeniero de visión artificial
Suscríbete totalmente gratis a FotoBulb y podrás descargarte este libro donde te cuento todos mis secretos
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tus opiniones sobre este artículox
()
x